Curas Espirituales

Antes de hablar sobre éste asunto, quiero dejar en claro que muchas personas hacen un trabajo espiritual serio y tienen la capacidad de auxiliar al tratamiento de muchas enfermedades.

Muchos de ellos trabajan con Reiki, Energización, Equilibrio Espiritual, Cristales, Metales, entre otros métodos. Yo utilizo varios de ellos en realidad. Aquí no digo que las curas espirituales no existen, porque de hecho SI EXISTEN, pero como en todos los escritos que comparto contigo te alerto… NO TODOS LOS QUE LAS PROMETEN LAS PUEDEN HACER.

Tienes que saber que quien tiene la capacidad de trabajar con curas espirituales, puede trabajar de diversas formas, con la imposición de manos, uso de baños, cristales, etc. Esa persona tiene la capacidad de trabajar directamente sobre la persona en forma presencial o a distancia. El plano espiritual no es limitado, por ello puede ser realizado un trabajo a distancia. La energía que esa persona canaliza en ti, eliminará la energía negativa y energizará tu cuerpo espiritual y eso será transmitido a tu cuerpo físico y empezarás a sentir mejoras sin lugar a dudas en todo el cuerpo y el alma.

El tratamiento espiritual se recomienda para tratar cualquier tipo de enfermedad, sea del cuerpo espiritual o del cuerpo físico. Cuando la persona está enferma, su energía queda con una vibración muy baja y entonces ella empieza a sufrir con ello. Al energizar una persona que está enferma, se proporciona a ella bienestar y ello auxilia en la recuperación y cura de cualquier enfermedad, sea física o espiritual.

En algunos casos, el tratamiento espiritual puede curar totalmente una enfermedad que hubiera sido causada por energías negativas o ayudar en la mejora de las enfermedades del cuerpo físico. Eso depende de algunos factores que deben ser tomados en cuenta, por ejemplo cuanto tiempo hace que la persona está enferma, si ella ya realiza algún tratamiento espiritual, etc. En algunos casos se aconsejan algunos cambios en la vida de la persona, pero eso dependerá de la situación en que ella se encuentra. Son pocas las personas que poseen la capacidad de trabajar con la cura espiritual y muchas veces, ellas no son valorizadas por su trabajo, o las personas creen que por hacer el bien, estamos haciendo caridad.

La cura espiritual no necesita ningún tipo de “corte” o perforación en el cuerpo físco. El trabajo se realiza a través del cuerpo espiritual. En el caso que una cirugía (física) aún sea necesaria, la persona que trabaja en tu cura espiritual, te ayudará a prepararte para la realización de la misma y que ésta sea realizada por un médico capacitado.

La energía irradiada a la persona que recibe la cura, lo ayuda en la recuperación de enfermedades y pueden volver posible procedimientos quirúrgicos que los médicos a veces temen realizar por considerar que la persona está muy débil y no los soportaría y sin duda ayuda en la recuperación post-operatoria.

Lola Monreal

Compartelo!