Ritual para Nochevieja

Empezar el año con buen pie es y ha sido muy importante, esto justifica en si mismo la realización del ritual de año nuevo.

En primer lugar , repasemos en tan solo unos minutos todo lo que nos ha sucedido a los largo del año que se acaba…., y separemos en dos bloques.

1.- Los problemas, las dificultades, las malas rachas… todo lo que haya significado negatividad en nuestra vida, dejémoslos ahí aparcados para que termine su mala influencia junto con el último día del año.

2.- Los sueños, las ilusiones, los proyectos…. es importante comenzar el nuevo año con unos objetivos claros, reales, serenos, con ilusión sí, pero con firmeza de intención también, por lo que toda nuestra fuerza, toda nuestra energía, nuestros deseos, los deberemos dirigir, de verdad, hacia lo que deseamos conseguir; fuertemente; con ganas; sin contratiempos; sin obstáculos…. esto ya por si mismo permitirá comenzar el nuevo ciclo afianzándose en que lograremos gran parte de esos objetivos.

Tener muy claro, que todo se puede conseguir si somos capaces de canalizar esa energía a través de un ritual, meticulosamente diseñado, con mucha simbología y de apariencia sencilla. El ritual tiene el símbolo de la energía negativa que queremos anular y los símbolos de las energías positivas que queremos potenciar.

El ritual que propongo esta compuesto por varitas de incienso de mirra, una vela gris (el símbolo de la energía negativa) que deberá ser un centímetro más corta que las otras, tres velas macizas, amarillas (símbolos de las energías positivas), un cristal de cuarzo transparente (almacén de energía para el nuevo año), y un altar con diferentes simbologías, ( si lo hacéis vosotros deberéis al menos dibujar un triangulo en el que pondremos en el centro la vela gris y en los vértices las velas amarillas.

Empezaremos encendiendo tres varitas de incienso que pondremos en el lado derecho del ritual una vez encendidas, después podremos el cuarzo en el lado izquierdo del ritual y fuera del triangulo, a continuación encenderemos la vela gris, alejando con nuestra mente lo malo, siguiendo por las velas amarillas empezando por la que se encuentra en el vértice superior y continuando encendiéndolas en el sentido de las agujas del reloj.

La oración que hay que hacer por cada vela que se encienda es:

Que las fuerzas del universo fluyan a través de mi, lo negativo de este año desaparezca y lo positivo fluya al nuevo año. El objetivo de este ritual es anular la influencia de lo negativo del año en curso y potenciar lo que pretendemos conseguir con el nuevo año.

Este ritual debe de realizarse antes de que comience el nuevo año. Así mismo deberéis de guardar el cuarzo lleno de energía y observar a medida que pasa el año sus posibles cambios. (Normalmente al ser transparente se va manifestando por dentro las situaciones, y va absorbiendo negatividad ).

LO  TRADICIONAL

En la mesa vela o velas blancas. Cada comensal tendrá preparado dentro de su copa de cava una pieza de oro, para cuando luego brinde pasadas las doce, se este llamando a la prosperidad, la ropa interior debe de ser de color rojo o por lo menos alguna de sus piezas, para ahuyentar envidias y malos rollos. cuando den las doce campanadas mientras tomas las uvas, procura tener en la mano izquierda monedas, estar de pie y apoyarte solo en el pie derecho como simbolismo de entrar bien al año que esta naciendo. Previamente en un papel blanco habrás escrito tres deseos por orden de prioridad que quemaras en una de las velas pasadas ya las doce.

Si ya se, un poco difícil tanto malabarismo, pero merece la pena. REALMENTE FUNCIONA

Compartelo!